Facebook Twitter

NOTICIAS
Kristen Stewart, la chica inocente por contrato
La realidad le gana una batalla a la virtualidad; Kristen Stewart no es Bella ni Blancanieves,

En 1950 Ingrid Bergman levantó la ira de Estados Unidos. Protagonista de Casablanca, ganadora de un Oscar porLuz que agoniza, actriz favorita de Alfred HitchcockBergman es, todavía, una de las grandes estrellas y actrices de Hollywood.

Cuando se había convertido en la imagen de la mujer sumisa que se convierte en fuerte pero virtuosa, en el punto más alto de su carrera, engañó a su esposo -el neurocirujano Peter Lindström, con quien tuvo una hija- con el director italiano Roberto Rossellini.

La prensa de Estados Unidos no se cansó de tachar a Bergman de inmoral. Ella se exilió en Europa e hizo películas vanguardistas (Europa 51, Viaje en Italia). Regresó a Estados Unidos con Anastasia (1956), se ganó su segundoOscar y reapareció hasta 1958 en un evento público. Un precio caro al que pudo reponerse.

El caso de Kristen Stewart es importante. Engañó a Robert Pattinson con Rupert Sanders, director deBlancanieves y el cazador. Existen dudas sobre la veracidad de su relación, quizá un invento de publicistas para vender mejor las cintas de la saga Crepúsculo, pero eso no es importante.

Lo importante es lo que Stewart representa para el público al que se dirige, mayoritariamente femenino y adolescente: inocencia, virginidad, pureza, fuerza, características de Bella Swan, su personaje de Crepúsculo.

Hay un golpe fuerte para la audiencia que descubre que Stewart no es Bella ni Blancanieves, es una chica que engañó a su novio, el desencanto de la realidad es fuerte; por más que Hollywood se empeñó en vender una imagen derechista, como lo son las películas de Crepúsculo, esta se desvaneció con el engaño.

La realidad gana una batalla más a la virtualidad, porque Stewart intentó ser lo que, en algún sentido, encarnóBergman al inicio de su carrera y también por contrato: la chica inocente.

La realidad es aberrante y peor que lo visto en las películas, pero así es; las razones de su engaño son personales. La virtualidad, ficción, es un terreno seguro, como el amor de Bella por Edward que, estoica ante los músculos de \"Jacob\", lo prefiere por encima de su familia y amigos. La realidad es otra cosa, hay riesgo.

Quizá esa sea la respuesta del éxito de Crepúsculo, su visión segura de que al amor triunfa a pesar de todo, aunque, por otra parte, no nos hace cuestionarnos qué es el amor, nos ofrece una visión de producto de rebaja en supermercado.

La pregunta es si Stewart logrará sacudirse la imagen, ahora impuesta, de infiel; hay una incongruencia entre su imagen inocente, fílmica, y su imagen como mujer, vista como chica fácil, tópico socorrido en sociedades donde la figura femenina es considerada, todavía, esquemática y miope.

¿Encontrará la fuerza de una Bergman para sacarle el dedo a Hollywood? Ya lo veremos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
KATE Y EL PRÍNCIPE GUILLERMO CON PROBLEMAS MARITALES
 
Piratas cambian de hábitos
 
México es el primer lugar de bullying a escala internacional
 
Lohan, sin cuentas bancarias
 
Evacuan vecindario de Arizona por caja de Super Mario Bros.
LO MAS
VISTO
• Jennette McCurdy, otra víctima más del sexting
• Conoce los 61 nombres prohibidos en Sonora
• ¡Belinda luce candente bikini en el video ´Si No Te Quisiera´!
• ¡Qué sensual! Belinda presume cuerpazo
• Harán prótesis de manos para niños basados en Iron Man
• ¡Al desnudo! Cara Delevingne se quita la ropa
• Bailarina hace ‘striptease’ en el Metro de Monterrey

© 2012 HOLA AGUASCALIENTES S.A. DE C.V. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
CONÓCENOS   |   Diseño: Javier A. Tejeda   |   Programación